7 de enero de 2022

Encuentro inolvidable...

Ya pasó más de un mes, las fiestas de fin de año, etc  y todavía me dura el sabor dulce del encuentro del sábado 20 de Noviembre 2021.
120 quilteras de la cuarentena se sumaron al encuentro en la Plaza Luis Leloir de Buenos Aires, a ayudarme a coser el ribete del Quilt Colectivo de la Cuarentena.



Voy a intentar hacer un relato detallado de lo que fue la jornada y ojalá no se torne aburrido. (Todo bien si se cansan de leer y sólo miran las imágenes)

La cita era a las 4 de la tarde y a las 2.45 ya estaban descargando las mesas y las sillas que alquilé para el evento.


 Por suerte, la plaza estaba casi vacía y teníamos un rincón sombreado y bello debajo de un árbol gigante donde pusimos las 3 mesas contiguas para poder coser. 
La cuarta mesa la reservamos para la comida que trajeron las chicas y Víctor se ocupó de las bebidas frías.



Divina torta decorada con flores naturales.

Fue super emocionante verlas llegar a muchas luciendo orgullosas sus Collares de la Cuarentena (todos muuuuuy diferentes y todos divinos!!) y con Quilts de la Cuarentena u otros trabajos, también para mostrar y compartir.

Va videíto en cámara rapida de los quilts de la cuarentena en la balaustrada de la plaza.

Muchas llevaron trabajos hechos durante el año para compartir...
Ketty Pacheco muestra su trabajo "LAS POBRETONAS"













A las 4.30 creo que estábamos todas!!! Después de saludarnos y sacarnos fotos con algunas, desplegamos el quilt con la invalorable ayuda de Víctor, mi marido (siempre al pie del cañón)  para mostrarlo antes de empezar a coser. 



Una vez sobre la mesa, sólo se vería el reverso (con los bloques enseñados y algunas casitas que llegaron más tarde).
Ahí se sentaron más de 20 mujeres alrededor de la mesa, dedales, hilo y aguja en mano A COSER. 
Hubo que llamar al orden y gritar "ROTACIÓN"porque todas querían coser!

















En menos de lo que canta un gallo el ribete y las mangas estaban cosidas. 
Más de 20m de costura: UNA MARAVILLA!




Cuando terminamos de coser, se me acercó una señora que yo no conocía (quiltera de la cuarentena a juzgar por el collar) y me contó que era narradora y que tenía un cuento que quería compartir. Su nombre es María Ester Goitía y nos regaló una historia muy conmovedora de amor y costuras. 
A más de una se le escapó un lagrimón. 
A pesar de que se hizo un silencio absoluto, fue una pena no haber tenido micrófono para que todas pudieran escuchar bien. 

María Ester Goitía contando su cuento "El Dedal"

Mientras todo esto ocurría, Ale (mi hijo mediano) sacaba fotos y filmaba con el dron (Según Teo, el "alejandrón") y Teo compartía en mi instagram una historia atrás de la otra para que fuera como en VIVO. 
(Ahora que las historias desaparecieron las pueden ver en las historias destacadas Quilt de la Cuarentena de Instagram)

Teo documentando los quilts


Mariana Koppmann, siempre firme en los eventos


Hubo sorteos de regalos divinos que aportaron Janome Argentina, Bernina Argentina, Quiltelas y Rosilia Costuras y unas mermeladas hechas por mí con etiqueta diseñada por Clementina, cuya ausencia fue una gran pena para mí.







Después de comer, beber, coser, reirnos, y compartir una tarde hermosa, finalmente la foto tan esperada de todas las presentes en las escaleras con sus quilts y el quilt de las casitas.


El video que hizo Ale. Un ídolo!

Millones de gracias a todas las que pudieron sumarse en persona o por las redes.
Fue un encuentro inolvidable del cierre de un proyecto sanador en muchos sentidos.
Imposible decir todo lo que siento....

Gracias queridísima familia. Imposible hacer nada de todo ésto sin Uds. 
Los quiero!



1 comentario: